SLC 300

La nueva generación del SLC.

La silueta del nuevo SLC es musculosa y destila un dinamismo espectacular, tanto con la capota abierta como cerrada. Un centro de gravedad visualmente muy retrasado deriva las miradas hacia la poderosa zaga. El llamativo paragolpes trasero, en el que se han integrado los embellecedores cromados de las salidas de escape, y los pilotos traseros de diodos luminosos constituyen un espectacular colofón.

Potente. Veloz. Magnífico.

Los propulsores disponibles confieren al SLC una fuerza interior que completa a la perfección su fabuloso diseño. Potente. Veloz. Magnífico. El modelo tope de gama Mercedes-AMG SLC 43 desata los sentidos. Una aceleración impresionante se une a una vivencia sugestiva de conducción.

Confort superlativo

El roadster de culto subraya su presencia deportiva. El nuevo SLC transmite la atracción característica de un roadster con capó largo, habitáculo atrasado y parte trasera corta.

La consola central es la interfaz entre el conductor y su vehículo. Junto a las funciones técnicas, influye también decisivamente en el carácter general del interior por la configuración estética y de alta calidad de los mandos.

Galería

  • Todas
  • Interior
  • Exterior
  • Multimedia